miércoles, 13 de abril de 2016

Día 2 (1): Visita al Campo de concentración Auschwitz I


Hoy nos espera un día muy intenso y empezamos con un buen madrugón ya que nuestro autobús para ir hasta Auschwitz sale a las 6'30h. Desayunamos en el apartamento y en un momento nos plantamos en la estación de autobuses. Salimos muy puntuales y nos espera un trayecto de 1h 25min por carretera. El autobús es grande y cómodo así que aprovechamos para echar alguna cabezadita y... sin darnos cuenta, ya estamos en la ciudad de Oswiecim, más conocida por su nombre en alemán Auschwitz


El autobús para en la zona de aparcamiento del Auschwitz Museum, también se puede llegar en tren pero me informé que dejaba más retirado y deseché la idea. Tenemos reservada hora a las 8'20h pero como estamos antes, nos dejan pasar en cuanto abren a las 8h. Hay que pasar por un control de seguridad, yo llevaba una mini mochilita ya que había leído que miraban mucho el tamaño del bolso o mochila, si os supera el tamaño 30x20x10 os harán dejarla en la consigna como a mi, os costará solo 3 zlotys. 

Entrada al Auschwitz Museum

Como comenté en el post de "Preparación del viaje", hay que reservar hora de visita ya vayáis por libre o en grupo con guía. Nosotros vamos por libre ya que el primer grupo en inglés (en español no había) era a las 12'30h y tan tarde no aprovecharíamos el día. La visita por libre es gratuita y la guiada cuesta 40 zlotys, consultar la web para ver horarios del día que queráis ir (click aquí). Hay que llevar impresa la entrada ya que se ha de pasar el código de barras para entrar.


Empezamos la visita por libre, está indicado con flechas por donde seguir el recorrido y además, hay paneles informativos en inglés en muchos sitios. Nosotros llevamos información sobre lo que vamos viendo así que podemos hacer la visita sin guía perfectamente. La mayor parte de la visita la hemos hecho prácticamente solos ya que los grupos empezaron un poco más tarde. Hay agencias que también organizan visitas a Auschwitz con transporte y guía en español, miré precios y rondaban los 60€ cuando a nosotros nos salió por 6'5€!.


Empezamos la visita frente a la entrada con la inscripción del lema que los nazis utilizaban para dar una cínica bienvenida a los presos en muchos de los campos de concentración y de exterminio que crearon. "Arbeit macht frei" significa "El trabajo te hará libre". 

Por esta puerta salían del campo cada día miles de prisioneros para pasar largas jornadas de trabajos forzados, volviendo exhaustos y cargando con los cuerpos de los que habían muerto. Mientras tanto, una orquesta formada por presos tocaba al aire libre para "facilitar el ritmo de marcha" de los prisioneros al entrar y salir. Incomprensible pero cierto... La foto de abajo es la zona donde se ponía la orquesta cerca de la entrada. 



Andando por el recinto tan tranquilo y soleado es difícil imaginar el horror que tuvieron que vivir aquí miles y miles de personas... Vemos los diferentes edificios de ladrillo y las alambradas que aun se mantienen en pie. Si todo esto no se destruyó en su momento, quizás ahora sirva para recordar las barbaries que pueden llegar a hacer algunos "humanos" y así evitar que se repitan.


Vamos entrando en diferentes edificios que están señalizados ya que a todos no se puede acceder, los bloques estan numerados y dentro se exponen fotografías, objetos, se pueden ver diferentes estancias,... Primero entramos en un edificio donde se explica como llegaba la gente al campo en trenes en pésimas condiciones y ya en el mismo andén, seleccionan los válidos para trabajar de los que no (enfermos, niños, ancianos y discapacitados) y también seleccionaban a personas que les podían servir para hacer experimentos médicos (gemelos, embarazadas,...).


Las personas consideradas "no válidas" eran engañadas diciéndoles que tenían que ducharse y desinfectarse, así los hacían entrar en una cámara con falsas salidas de agua instaladas en el techo. Una vez allí, cuesta hasta escribirlo, utilizaban un pesticida a base de cianuro que reacciona con la humedad y era letal para todos. En Auschwitz fue donde se experimentó por primera vez con este gas y aquí podemos ver todas las latas abiertas que se utilizaron con este fin...


En el bloque 5 se muestran pertenencias de las personas que llegaban al campo, les hacían marcar con su nombre las maletas para luego devolvérselas pero lo que las SS hacían era saquear todo y se quedaban con lo que les interesaba. Es sobrecogedor ver montones de maletas con los datos escritos de sus dueños, zapatos, gafas, prótesis, ropa, utensilios de cocina... hasta montones de pelo de las mujeres con los que hacían telas. En una mente normal no se conciben estos hechos y ver delante de ti lo que quedó de miles de personas inocentes asesinadas es difícil de asimilar. Es interesante que esto se conozca ya que aun quedan personajes que dicen que todo es falso y los hechos nunca ocurrieron... vergonzoso.


Los nazis deportaron a Auschwitz a unos 232.000 niños y jóvenes judíos, gitanos, polacos,... Los niños judíos eran la gran mayoría, cerca de 216.00 y muchos de ellos fueron enviados directamente a las cámaras de gas nada más llegar. Unos 22.000 niños y jóvenes de varias nacionalidades fueron registrados como prisioneros de los cuales en 1945 solo pudieron liberar a 650. En una de las salas se exponen juguetes y ropas de estos niños pero lo que más nos ha impactado son las fotos que les hicieron para tenerlos registrados, sobretodo se nos quedó grabada la de esta niña con los ojos llorosos con solo 13 años ...


Nos ha llamado la atención ver la diferente simbología que utilizaban los nazis para clasificar a las personas presas, ponían en su ropa un triangulo invertido de diferente color dependiendo de la causa del arresto: por ser gitano, prisionero soviético de guerra, homosexual,... a los judíos les ponían dos triángulos formando una estrella. En el triángulo se ponía la inicial de la nacionalidad de la persona en alemán.


Dentro de algunos bloques se pueden ver pasillos enteros cubiertos con las fotografías que hacían a los prisioneros para registrarlos. Vemos  los nombres de cada persona, la fecha en la que llegaron a Auschwitz y en la que murieron, es pasmoso ver que algunos solo vivieron días. También se registraba a los prisioneros aptos para trabajar con el número que se les asignaban tatuado en un brazo como si fueran animales.


En  el bloque 7 se pueden ver las condiciones de vida y sanitarias que tenían los prisioneros, como imaginaréis inhumanas. Vemos unas salas llenas de sacos y otras con paja en el suelo que es donde dormía mucha gente junta, también hay habitaciones llenas de literas de madera. Se puede ver la zona de lavabo e higiene, nos llama la atención los dibujos pintados en la pared de niños felices y gatitos lavándose.... surrealista!. Caminando prácticamente solos por los bloques, pesa en el ambiente todo lo que se tuvo que vivir allí, el horror.


Pasamos junto al bloque 10 donde no se puede entrar pero un panel informativo explica que aquí es donde se hacían experimentos de esterilización con mujeres. Muchas morían por el tratamiento, a otras las mataban para hacerles la autopsia y las que pudieron sobrevivir quedaron con daños permanentes. El sádico doctor Mengele realizó crueles experimentos científicos con gemelos, estaba obsesionado en que las mujeres arias tuvieran gemelos rubios y con ojos azules para repoblar con la "raza pura". He leído lo que llegó a hacer este individuo con los niños y realmente solo me queda pensar que era un ser deshumanizado o monstruo, como lo queramos llamar. Nuestra siguiente parada es en el bloque 11 conocido como "bloque de la muerte"...


Este edificio era la cárcel del campo donde se enviaban a los prisioneros que creían estaban implicados en actividades clandestinas como intentar escapar, organizar motines o mantener contacto con el mundo exterior. También llegaban aquí los polacos arrestados fuera por haber intentado ayudar a un prisionero. Aquí se les hacía una especie de juicio con interrogatorios brutales y todo terminaba con la sentencia de muerte por fusilamiento en la "pared de la muerte" que se encuentra al lado. Es curioso ver que en el patio donde se encuentra esta pared, las ventanas estan tapadas con tablas para que los prisioneros no se enterasen de lo que pasaba allí.


En este bloque prisión se pueden ver las celdas que utilizaban de dimensiones reducidísimas donde metían a tantas personas que no podían ni sentarse, casi no les entraba aire para respirar muriendo ahogados o de hambre. Aquí también se hicieron en 1941 los primeros experimentos con el gas letal que luego utilizaron para asesinar masivamente en las cámaras de gas.


Salimos de nuevo al exterior donde volvemos a la realidad de nuestro día soleado y entramos en otro bloque donde hay una exposición de fotos muy interesantes y también un gran libro en el que están escritos los nombres de todos los inocentes que murieron en Auschwitz, solo personas deshumanizadas pudieron hacer esto...


Cuando ya pensamos que no podemos ver nada peor, entramos en el bloque 20, el edificio hospital. Aquí nos encontramos con una consulta médica y enfrente hay una habitación vacía que nos pasa desapercibida. Leyendo el panel informativo, de golpe somos conscientes de que nos encontramos junto a la sala donde los médicos mataron a muchos presos con inyecciones letales y sus cuerpos eran amontonados en la habitación vacía de enfrente para luego ser llevados al crematorio. Casi cada día morían aquí unas cuantas docenas de personas...


En otro edificio vemos una exposición con fotografías de las personas que estuvieron en Auschwitz donde se refleja la felicidad de sus vidas antes de llegar los nazis para truncarlas.


Ya en dirección a la salida, nos encontramos con la horca donde en 1947 colgaron al primer comandante de Auschwitz, Rudolf Höss, tras ser sentenciado a muerte por el Tribunal Supremo Polaco después de la guerra.


Por último y casi al salir del recinto, nos encontramos con lo peor de todo el campo, la única cámara de gas y crematorio que se conserva en Auschwitz I. Visto desde afuera parece una simple construcción de planta baja con una chimenea de ladrillo alta, pero en su interior murieron asesinadas miles de personas. En un principio se utilizaba como almacén de munición pero desde 1940 a 1943 las SS lo usaron como crematorio y en 1941 se empezó a utilizar como cámara de gas. Con la creación de Auschwitz II dejaron de usar está cámara a mediados de 1943 y volvió a servir como almacén. Las incineradoras, la chimenea y alguna paredes fueron desmanteladas, los agujeros del techo por donde las SS lanzaban el gas fueron tapados. Después de la guerra, se reconstruyó parcialmente la cámara de gas y el crematorio, reconstruyendo de nuevo la chimenea y dos incineradoras utilizando materiales originales, también se abrieron algunos de los agujeros del techo.


Dudamos sobre si entrar o no, finalmente lo hacemos aunque estamos dentro solo unos segundos. Vemos una gran sala vacía con agujeros en el techo por donde echaban el gas... nuestra mente no es capaz de imaginarse lo que allí se tuvo que vivir pero... fue real, mucha gente entró en esta sala y ya no volvió a salir. Junto a esta sala está el crematorio, horrible...


Aquí termina nuestra visita a Auschwitz I, salimos del recinto y recuperamos nuestra mochila en la consigna. Ahora vamos a visitar Auschwitz II o también llamado Birkenau que se encuentra a unos 3km de donde estamos. Hay un autobús que lleva de un campo a otro de forma gratuita pero nosotros vamos andando, se tardan unos 20 minutos a paso rápido. El camino es muy sencillo, si miráis por google maps lo indica muy bien.



Sigue leyendo aquí nuestra visita al campo de concentración Auschwitz II o Birkenau.


4 comentarios:

  1. Excelente descripción de la visita a un lugar de terrible pasado. Detalle de lo que puedes encontrar en la visita e imprescindible para planificar tu viaje.

    ResponderEliminar
  2. Gracias! Ha sido un post complicado de escribir pero espero que pueda servir de guía para quien vaya o de información para quien quiera saber más sobre el tema ;-)

    ResponderEliminar
  3. Hola María! Excelentes posts! Este agosto iré a auschwitz, pero mirando la fechas, he visto que no hay tours en español y en inglés, ya no quedan plazas. Por tanto hemos decidido hacerlo por libre a primera hora. Estoy mirando para reservar y no me da opción a hacerlo por libre en la pagina web del campo. En que apartado hicisteis la reserva? Un saludo y gracias de antemano!

    ResponderEliminar
  4. Hola Iker! Yo hice la reserva por la web de ellos sin problemas, te dejo el link: http://visit.auschwitz.org/, tienes que escoger "visitas individuales" que son para personas que van por libre sin guía (como hicimos nosotros). Me salió un calendario donde marcas el día que quieres ir y luego escoges la hora, sobretodo te has de imprimir las entradas para presentarlas allí. He probado a entrar ahora y veo que pone "tipo de visita", verás que en alguna pone "visita individual sin educador" pues esas son las libres donde el precio es 0€. Veo que hay menos opciones que cuando yo fui, supongo que en verano está mucho más concurrido el campo. Espero haberte ayudado! Saludos ;-)

    ResponderEliminar