viernes, 25 de noviembre de 2016

Día 10: Nantes - La Rochelle

Ruta en coche por Francia en 2 semanas

Hoy salimos en coche desde Rennes con destino a La Rochelle que se encuentra a 249km. Más o menos a mitad de camino y en la Región de Países del Loira está Nantes, donde decidimos hacer una parada para descansar y de paso, ver un poco del centro de la ciudad. Ayer noche miramos por internet los principales lugares de interés y nos organizamos para hacer una visita rápida...

Nantes
Aparcamos en una calle del centro en una zona de pago y vamos a ver el Castillo de los Duques de Bretaña. El acceso es libre a la zona del patio interior, murallas y jardín del foso de 8'30 a 19h. Nosotros por falta de tiempo no hacemos la visita al interior del castillo donde también se encuentra el Museo de Historia de la ciudad. Esta fortificación se construyó en el siglo XV y se utilizó como residencia de reyes, cuartel militar, prisión y durante la II Guerra Mundial el ejército alemán hizo un búnker allí. A partir de 1990 se empezó a restaurar el castillo y en el 2007 abrió sus puertas al público.

Castillo de Nantes

Paseamos por el patio donde hay expuesta una curiosa obra del artista Kalliopi Lemos que representa un barco turco abandonado tas haber transportado a emigrantes hacia las islas griegas. Está recubierto por muchas plaquitas de color oro y plata que se llaman "tamata" que son las ofrendas que los ordoxosos hacen a mano y dejan en la iglesia para superar lo que les depara el viaje.


Subimos a las murallas desde donde vemos un edificio frente al castillo que nos llama la atención. Averiguamos que fue la antigua Fábrica de galletas Lu que ahora es un centro cultural llamado "El Lugar Único".


De aquí vamos a visitar la Catedral de San Pedro y San Pablo que se encuentra cerca. Se nos echa el tiempo encima y ya nos tenemos que ir para continuar la ruta por carretera pero lo poco que hemos visto de Nantes nos ha gustado. Ayer descubrimos que Nantes es la ciudad donde nació Julio Verne y aquí se encuentra La Isla de las Máquinas, una especie de parque de atracciones en una isla rodeada por el río Loira donde hay grandes máquinas inspiradas en el mundo de fantasia de Julio Verne y el universo mecánico de Leonardo da Vinci. Hay un gran tiovivo dedicado a los mundos marinos, un gran elefante de metal donde 50 personas pueden subir para dar un paseo, se puede visitar la galería de las máquinas con una garza, una hormiga y una araña gigantes!. Que lástima que no tuviéramos en cuenta Nantes para pasar un dia en la ciudad, de haberlo sabido, hubiéramos cambiado el dia en Rennes por Nantes que a nuestro parecer tiene cosas más atractivas que ofrecer.

Catedral de Nantes

La Rochelle
Antes que nada vamos para el alojamiento donde pasaremos una noche, el hotel Premiere Classe La Rochelle Centre-Les Minimes. Escogimos este alojamiento ya que nos ofrecían párquing interior gratuito y está situado a solo 500m del puerto viejo y a 2km del centro histórico. Me estuve informando y por el centro es muy difícil encontrar donde aparcar y si había algo era de pago. Aunque el horario de check in no es hasta las 15h, nos dejan meter el coche y nos vamos a visitar la ciudad.


La Rochelle se encuentra en la Región Centre Limousin Poitou-Charentes y es una ciudad fortificada muy animada. Vamos caminando hasta la zona del Puerto viejo y desde aquí ya podemos ver las tres torres que hay alineadas: la Torre de San Nicolás, la Torre de la Cadena y la Torre de la Linterna.


Las dos primeras torres estan muy cerca la una de la otra pero por mitad está el puerto y cuando funcionaban como torres defensivas había una cadena entre ellas para evitar que pasaran barcos. El interior de las torres se puede visitar pero nosotros preferimos pasear por las calles del centro histórico.

Las tres Torres

Pasamos por una antigua puerta de la ciudad llamada la Torre del Gran Reloj y a partir de aquí empezamos a pasear por calles llenas de restaurantes y tiendas. Como es ya la hora de comer, aprovechamos para buscar un sitio que nos guste y reponer fuerzas. Nos comemos unas crêpes y sidra muy buenas, nos cuesta 21'40€.

Torre del Gran Reloj

Seguimos el paseo y vemos que muchas calles estan cubiertas con soportales que ya nos van bien para resguardarnos del sol. Vemos la Catedral de San Luis que no nos llama mucho la atención y nos dirigimos al Ayuntamiento que según dicen, es de los más bonitos de Francia. Nuestra sorpresa es que al llegar nos lo encontramos todo tapado por andamios, lo están restaurando ya que en el 2013 sufrió un importante incendio y según vimos en unos paneles informativos, las obras se alargaran hasta el 2019.

Catedral de San Luis
Ayuntamiento de La Rochelle en reformas

Vamos a la zona de las murallas que une dos de las torres. La Torre de la Linterna que es la que acaba en punta, fue un faro y también se utilizó como prisión. Si os apetece entrar, en su interior se pueden ver las marcas que dejaron los presos en las paredes. Esto mismo lo vimos cuando estuvimos en el Castillo de Mallorca donde se veían marcados en la pared nombres y dibujos.


Al final de la muralla llegamos a una zona de playa, aunque hace sol... la verdad es que no apetece nada darse un bañito, las playas francesas no son para mi, jejeje. Volvemos a la zona del casco antiguo para seguir con el paseo y cuando nos cansamos ponemos rumbo hacia el hotel. Por el camino, ya por la zona del puerto nos intentamos comprar un helado pero... ni una heladería!. Vemos unos grafitis muy curiosos y nos despedimos de la ciudad con una bonita imagen del puerto viejo.


Mañana seguimos la ruta hasta Lourdes, nuestro último día en tierras francesas...


Aquí os dejo el resumen de la ruta por carretera de hoy, de Rennes hasta La Rochelle:



Sigue leyendo aquí el Día 11: Burdeos - Lourdes.  (en edición)


viernes, 18 de noviembre de 2016

Día 9: La Bretaña Francesa, visitando Josselin, Rennes y Vitré

Ruta en coche por Francia en 2 semanas

Hoy dejamos Concarneau para salir en ruta por carretera hasta Rennes que es la capital de la región de Bretaña. Antes de llegar a esta ciudad, haremos una parada para visitar una población que al preparar el viaje nos pareció interesante...

Josselin
Recorremos 119km en poco menos de hora y cuarto haciendo un alto en la ruta en Josselin, un bonito pueblo de la Bretaña que nos llamó la atención por su Castillo del siglo XV que se encuentra junto al Canal por el que pasa el río Oust.  Actualmente se pueden visitar algunas estancias de su interior y en lo que eran los establos ahora se encuentra el Museo de Muñecas. Una pena que nos venía el sol de cara y la foto no es muy buena pero os podéis hacer una idea del lugar.


Paseamos por el pueblo y sus calles nos hacen retroceder a la Edad Media. Llegamos a la Plaza de Notre Dame con un pozo en el centro y rodeada por bonitas casas de entramado de madera, restaurantes, tiendas de recuerdos y flores en las ventanas y balcones. Aquí se encuentra la Basílica de Notre Dame du Roncier que según cuenta la leyenda, se construyó en memoria de un milagro ocurrido cuando una virgen encontrada junto al río por un granjero devolvió la vista a su hija ciega.


Rennes
Seguimos el camino hasta Rennes, hay unos 80km así que en una hora estamos allí. Antes de ir a visitar la ciudad nos acercamos al hotel donde pasaremos una noche. Nos alojaremos en el Ibis Budget Rennes Route de Saint Maló que se encuentra a escasos 6km del centro. Tenemos aparcamiento y wifi gratis, la habitación como veis es casi igual que en el resto de Ibis en los que hemos estado.


Nos vamos al centro de Rennes, una ciudad grande con su centro cruzado por el río Vilaine que en una parte está cubierto. Aparcamos en la calle en una zona de pago y vamos paseando en dirección al casco antiguo. Por el camino nos encontramos con muchas obras por las calles y ruido, ugggh que agobiante!. Por fin llegamos a una zona de casas de entramado de madera más tranquila, la verdad es que nos ha costado ubicarnos con tanto lío en las calles.


Hacemos una parada en la terraza de un restaurante para comer y cuando tenemos las barrigas llenas seguimos con el paseo. Vamos hasta la Place des Lices donde se encuentra el Mercado y  muy cerca está la Catedral de Saint Pierre. Vemos que se conserva poco de lo que fue esta ciudad medieval ya que en 1720 un gran incendio arrasó gran parte, por suerte aun quedan preciosas casas de entramado bien conservadas.


Callejeando, llegamos a la plaza donde se encuentra el Palacio del Parlamento. Muy cerca está la Place de la Mairie con el Ayuntamiento y enfrente la Ópera con su fachada redondeada.  Desde esta plaza y al final de una calle, vemos un trozo de fachada de un edificio, es el Palacio de Comercio situado en la Plaza de la República que como curiosidad, por debajo pasa el río Vilaine y que como comenté antes, es el trozo que han cubierto haciendo una plaza y un aparcamiento encima.

Palacio del Parlamento
Ayuntamiento de Rennes
Ópera

Para finalizar la visita a la ciudad, vamos al Jardín de Saint Georges presidido por un palacio con el mismo nombre, nos ha gustado mucho la bonita decoración floral que tiene. De aquí ya vamos a buscar el coche y como aun es pronto, decidimos ir a visitar una población cercana que parece interesante. 


Vitré
Esta ciudad fortificada se encuentra a poco más de 37km de Rennes y caminando por sus calles empedradas parece que estemos en plena Edad Media. Las casas son preciosas con el típico entramado de madera y bonitos detalles. Es curioso que por las calles vamos prácticamente solos, pero...donde está la gente?? deben estar haciendo la siesta, jejeje. 


Vemos la Iglesia Notre Dame de Vitré donde nos llaman la atención sus vidrieras donde se representa la vida de Jesús. Seguimos el tranquilo paseo hasta el Castillo medieval del siglo XI reconstruido en siglos posteriores. 

Iglesia Notre Dame de Vitré
Castillo de Vitré

La entrada al patio interior del castillo es gratuita y en uno de los edificios que hay aquí dentro se encuentra el Ayuntamiento y un museo donde sí se necesita comprar entrada. 


Tras ver una panorámica del pueblo con sus casitas de tejados grises, vamos de nuevo cerca de la iglesia donde antes le echamos el ojo a una creperia, hemos visto pocos sitios abiertos a parte de éste. Hacemos una merendola de crêpes dulces, ummm, una de chocolate y otra de manzana que está muy rica.  


Terminamos aquí nuestra visita y vamos en busca del coche que hemos dejado en el aparcamiento de pago de la estación, nos cuesta solo un euro. Volvemos para el hotel en Rennes a descansar ya que mañana tenemos otro día interesante en... La Rochelle. 


Aquí os dejo el resumen de la ruta por carretera del día de hoy, de Concarneau a Vitré:






martes, 8 de noviembre de 2016

Día 8: La Bretaña Francesa,visitando Morlaix, Locronan, Quimper, Concarneau, Pont Aven y Port Manech

Ruta en coche por Francia en 2 semanas

Hoy tenemos planeado otro día en ruta por carretera haciendo paradas en diferentes poblaciones de la Bretaña que hemos visto interesantes. Salimos del hotel de Dinan y hacemos el trayecto más largo del día, 147km, así que en poco más de hora y media llegamos a nuestro primer destino...

Morlaix
Paramos en esta ciudad ya que mientras preparaba el viaje me llamó la atención su viaducto que pasa por mitad del centro. Como es temprano aparcamos gratis y sin problemas junto a la Oficina de Turismo que está al lado del gran viaducto del siglo XIX. Como veis, hay una ancha rambla y enfrente del viaducto está el Ayuntamiento rodeado por muchas flores, en un lateral está la Iglesia de Santa Melania

Iglesia y Ayuntamiento de Morlaix

Locronan
Nuestro siguiente destino está a 85km, aparcamos justo antes de entrar al pueblo ya que nos encontramos a un chico indicando el paso para la zona de párquing de pago pero habiendo sitio gratis a un par de minutos lo dejamos fuera. Locronan es un pequeño pueblo de casas de piedra y calles adoquinadas con encanto, es todo peatonal. Aquí se instalaron los celtas para hacer un recorrido sagrado llamado nemeton que representaba los meses del año, más tarde llegaron los cristianos y fundaron la ciudad que se hizo próspera con la fabricación de velas.


Es un lugar que tienen muy cuidado con flores por todos sitios, sobretodo hortensias en tonos rosas, lilas y azules que son preciosas. Fijaros también en los letreros de las tiendas ya que son muy cucos, nosotros cotilleamos un poco en algunas donde venden cosas muy monas. Nos encontramos con una librería celta que nos ha recordado el pasado que tuvo este pueblo. Vemos la Iglesia de Saint Ronan dedicada a quien cristianizó el asentamiento celta que estaba aquí.



Quimper
Tenemos poco más de 16km hasta llegar a Quimper, donde aparcamos sin problemas en la calle. Paseamos por su casco antiguo que es peatonal y tiene algunas casas de entramado de madera. Vamos hasta la zona del río Odet que está cruzado por muchos puentes adornados con flores creando una imagen muy bonita. Nos fijamos en el río y vemos unos peces bien grandes!. Por último vemos la Catedral de Saint Corentin y nos vamos en busca del coche para un nuevo destino...


Concarneau
En poco menos de media hora, 26km, nos plantamos en esta ciudad donde haremos noche. Primero vamos al hotel, nos alojaremos una noche en el Ibis Budget Concarneau donde tenemos aparcamiento y wifi gratuitos. Estamos a 4km del centro pero yendo con el coche no supone ningún problema. Aprovechamos para comer y después nos vamos a visitar la ciudad.


Aparcamos gratis en la calle a poco más de 5 minutos caminando hasta la isla amurallada donde está el centro histórico llamado Ville Close, aquí no se puede acceder con coche. Para entrar pasamos por un puente peatonal que lleva directamente a la puerta de entrada. El lugar es muy turístico, hay músicos tocando y mucha gente por sus calles llenas de heladerías, tiendas de dulces y galletas.


Aquí, a parte de volver a ver a los típicos kouign Amann, vemos unos merengues enormes y entramos a una chocolatería con figuras hechas de chocolate expuestas dentro de la tienda. Nos compramos unos helados artesanos riquísimos, el mío de yogurth con melocotón de los más buenos que he probado, ummmm!.


Subimos a la muralla para ver las vistas desde arriba tanto del puerto como de las casas. Estamos pasando una tarde muy agradable y con el buen tiempo que hace se disfruta mucho más. Una vez hemos visitado todo el casco antiguo salimos de la isla amurallada para ir en busca del coche para ver otro lugar nuevo...



Pont Aven
Desde Concarneau tenemos 17km hasta este pequeño pueblo cruzado por el río Aven que es encantador. Aparcamos en la calle y nada más acercarnos al río y ver los puentes que lo cruzan llenos de flores nos quedamos embobados, que bonito!. Cada rincón ofrece una imagen bucólica, parece que estemos en un pueblo de cuento. 


Viendo estas imágenes no cuesta pensar que sirvieran de inspiración a muchos pintores como Paul Gauguin que formaron la Escuela de Pont-Aven. Ahora hay aquí muchas galerías de arte y siguen habiendo pintores, todo mezclado con el turismo, tiendas de galletas y restaurantes. Después de pasear a lo largo del río nos entran ganas de ir en coche para visitar la población que está en la misma desembocadura del río Aven...



Port Manech
En poco más de 9km estamos en este pueblo costero donde hay una pequeña playa y una zona de puerto llena de pequeñas embarcaciones. Parece un lugar típico de veraneo para los franceses, se ve tranquilo aunque en el agua de la playa no hay ni un alma, debe estar congelada y eso que estamos en verano!.


De aquí ya nos vamos para el hotel a descansar. Mañana visitaremos la capital de la región de Bretaña, Rennes,  y un par de poblaciones que nos cogen cerca.

Aquí os dejo el resumen de la ruta por carretera de hoy día, de Dinan a Port Manech: 




Sigue leyendo aquí el Día 9: Visitando Josselin, Rennes y Vitré.