miércoles, 22 de febrero de 2017

Día 2 (2): Cap de Creus: Caminata por el Paratge de Tudela y el Faro.

Ruta en coche por la Costa Brava en 4 días: de Cap de Creus a Empúries


Desde Port Lligat tenemos unos 4km en coche hasta el Paratge de Tudela donde haremos una caminata sencilla. En el Parque Natural de Cap de Creus hay hasta 17 itinerarios, nosotros hemos escogido éste por su curioso paisaje lunar.  Al llegar, dejamos el coche en la zona del aparcamiento que cuesta 5€, aquí está la caseta del punto de información donde nos dan un mapa del itinerario con explicaciones de lo que iremos viendo.


La ruta es muy sencilla por un camino asfaltado y plano donde hay diferentes desviaciones que llevan a lugares de interés, como veis, se puede hacer perfectamente si vais con niños. Empezamos saliendo desde el aparcamiento, está todo muy bien señalizado y con el mapa que nos dan, no hay pérdida posible. Si tenéis pensado venir en verano, traeros una gorra porque no hay ni una sombra. Nada más empezar, encontramos la primera desviación que nos lleva hasta... el Camello!.

Roca del Camello

Como veis esta roca parece un camello descansando frente al mar, está formado por roca plutónica que se formó por el enfriamiento lento y a gran profundidad de grandes masas de magma, muy interesante!.
Volvemos al camino hasta llegar al Mirador del Pla de Tudela que reconoceréis por dos grandes cubos de hierro. Estas estructuras recuerdan a las construcciones del Club Mediterranée que se instaló aquí en los años 60. Era una especie de ciudad de vacaciones con pequeñas casitas, piscina,...que por suerte, se eliminó en el 2006 para restaurar la zona como reserva natural. Abajo os dejo una foto que he encontrado en la web donde se ve como estaba la zona invadida por este complejo turístico.

Mirador del Pla de Tudela
Club Mediterranée en el Pla de Tudela (foto de web)

Muy cerca de aquí se encuentra el Mirador de la Gran Sala que mantiene algunos muros de construcciones del Club Mediterranée donde hay paneles informativos que merece la pena pararse a mirar. Desde aquí hay unas buenas vistas de la zona con el mar de fondo.

Mirador de la Gran Sala

Seguimos por el camino y las rocas que nos vamos encontrando parecen sacadas de un paisaje lunar, tienen unas formas espectaculares!. En esta zona están algunas de las rocas más antiguas de Cataluña con unos 500 millones de años. En algunas se distinguen muy bien los pliegues de cuando se formaron a altas temperaturas que después se han ido remodelando con el viento de tramontana que sopla aquí.


Nos desviamos al Mirador de la isla de Portaló desde donde las vistas son muy buenas con un islote negro saliendo del mar, wauuu, nos quedamos un rato admirando el paisaje y sintiendo la pureza del aire que nos llega del mar. Muy cerquita de aquí se encuentra el Mirador de Pauperris donde se ve la abrupta costa creada por la fuerza del mar y del viento.

Mirador de la isla de Portaló
Mirador de Pauperris

Seguimos el camino y apetece mucho pasear tranquilamente por aquí con el día tan bueno que nos está haciendo, menos mal que no sopla viento ya que aquí suele ser fuerte!. Nos encontramos con otra roca curiosa que nos llama la atención, es la Roca del Águila que por el efecto de la erosión tiene la forma de un águila con las alas abiertas. Si tenéis imaginación, mirando las rocas de este lugar veréis formas curiosas así que, no es de extrañar que el mismo Salvador Dalí se inspirara en estas formaciones rocosas para pintar sus cuadros surrealistas.

Roca del Aguila
Roca del Conejo y Roca Cavallera que inspiró un cuadro de Dalí

Seguimos caminando hasta el final de la ruta, el Mirador de Cala Tulip con una pequeña calita donde se puede bajar por unas escaleras. Desde arriba se ve el faro de Cap de Creus que es donde iremos después. Bajamos a la cala Gentils y nos quedamos junto a la orilla sentados un rato, que bien se está aquí!. Empezamos el camino de vuelta pero en lugar de hacer el mismo recorrido hasta el aparcamiento, vamos por el camino rocoso Rec de Francaló con zonas en pendiente pero bien señalizado y por el que se acorta un buen trozo. Si no queréis complicaros, volver por el camino asfaltado que es más suave y sin dificultad.

Faro de Cap de Creus
Mirador Cala Culip
Regreso por el Rec de Francaló

Ya en el párquing cogemos el coche y vamos hasta el Faro de Cap de Creus que está a unos 2km por carretera. Aparcamos en la carretera que pasa bajo el faro y subimos a ver la zona. Arriba hay un restaurante donde ya sabíamos que había que reservar, al no saber si llegaríamos a la hora de comer no lo hicimos así que ahora es imposible con toda la gente que hay aquí.

Faro de Cap de Creus

De aquí nos vamos con el coche a Cadaqués donde pasaremos la tarde...

Sigue leyendo aquí el día 2 (3): Cadaqués.  (en edición)


lunes, 13 de febrero de 2017

Día 2 (1): Port Lligat - Casa Museo de Dalí

Ruta en coche por la Costa Brava en 4 días: de Cap de Creus a Empúries


Hoy tenemos preparado un día súper interesante por la zona del Cap de Creus donde haremos diferentes paradas. Empezamos el día cogiendo el coche con destino a...

Port Lligat 
Desde Rosas tenemos unos 40 minutos hasta llegar a Port Lligat, son solo 16km pero por una carretera un poco serpenteante. En este pueblecito pesquero es donde el gran y extravagante pintor surrealista catalán, Salvador Dalí, vivió durante años y hoy... vamos a visitar la que fue su casa!. Al llegar dejamos el coche en un aparcamiento gratuito que hay cerca y vamos caminando junto a una pequeña playa hasta llegar a la Casa Museo de Dalí

Casa Museo de Salvador Dalí

Vamos a la taquilla a recoger y pagar las entradas que ya tenemos reservadas desde casa, como os comenté en la Preparación de la ruta, es necesario reservar con antelación obligatoriamente ya que se entra en grupos reducidos. Vimos a unos turistas franceses que llegaron sin reserva y se quedaron sin poder entrar ya que el día estaba completo y eso que era primera hora, nosotros entramos en el primer grupo de las 10'30h. La entrada nos ha costado 11€ a cada uno e incluye visita con guía por el interior de la casa y acceso libre al patio. No se puede acceder con mochilas o bolsas aunque sean pequeñas, se tienen que dejar en una consigna que hay en una casa de enfrente sin coste alguno. Pues...vamos para dentro, que ilusión!


Nada más entrar, nos recibe la imagen surrealista de un oso polar disecado sosteniendo una lámpara, daliliano total!. De aquí, la guía nos va llevando por diferentes salas de la casa y en cada una de ellas, nos hace una breve explicación en diferentes idiomas dejando tiempo para hacer fotos antes de pasar a otro lugar. Vemos el comedor y la biblioteca con más animales disecados ,esta vez son unos cisnes y un aguila.


Subimos una planta y aquí se encuentra un lugar muy importante, el taller donde Dalí pintó muchos de sus cuadros. Wauuu, solo imaginar lo que han vivido esas paredes!. Vemos las pinturas, pinceles y caballetes que utilizaba, también hay algunos cuadros sin acabar que parecen que estén esperando a que aparezca el genio loco por la puerta para terminarlos. También vemos la habitación de las modelos donde se cambiaban antes de posar.

Taller de pintura de Dalí
Habitación de las modelos

Seguimos la visita hasta el dormitorio donde dormían Dalí y su mujer Gala, su musa rusa. Gala era una enigmática mujer que siempre se había relacionado con artistas. Era 10 años mayor que Dalí, estaba separada y tenía una hija pero desde que conoció a Dalí ya no se separó de él hasta que murió en 1982 y fue enterrada en el Castillo de Púbol que Dalí le regaló. Ésta sería otra visita interesante que hacer por Girona, nosotros la tenemos pendiente para otra ocasión.

Dormitorio de Dalí y Gala

Vemos el cuarto de baño, el tocador de Gala, la habitación de los armarios que están decorados por Gala con fotos de la pareja de la época y una curiosa habitación llamada la Sala Oval rodeada por sofás con un tono de luz cálido.

Habitación de los armarios
Sala Oval

Aquí termina la visita al interior de la casa y salimos, ya por libre, a la zona del patio que es bastante grande. Aquí nos seguimos encontrando con muchas excentricidades dalilianas a cual más sorprendente, jejeje. Hay huevos, figuras extrañas, un ave-rinoceronte, jaulas para grillos, un olivar con la figura de un gigante muerto estirado en el suelo hecho con trozos de piedra, madera y una barca que hace de costillar,... Desde aquí las vistas al mar y a la bahía de Port Lligat son maravillosas!.


No os perdáis el audiovisual que se proyecta en una habitación del patio ya que salen imágenes interesantes de Dalí. Vamos a la zona de la piscina donde lo surrealista aumenta con una fuente rodeada de toreros, un asiento en forma de labios gigantes y unas ruedas Pirelli, solo a Dalí se le ocurriría poner esto en su patio!.


Pues aquí terminamos la visita a la Casa de Dalí, laberíntica, imaginativa y extravagante como el que fue su dueño quien vivió aquí hasta que murió Gala y marchó al Castillo de Púbol hasta que él también murió en 1989. La vivienda que hoy vemos era en sus orígenes una pequeña casa de pescadores, poco a poco Dalí fue comprando otras casas de los lados ampliando el terreno hasta lo que vemos hoy. No es de extrañar que aquí y en los alrededores Dalí encontrara la inspiración para pintar sus cuadros únicos...

Sigue leyendo aquí la continuación del día 2, Cap de Creus: Caminata por el Paratge de Tudela y el Faro.

miércoles, 1 de febrero de 2017

Día 1: Barcelona - Monasterio de Sant Pere de Rodes - Port de la Selva -Roses

Ruta en coche por la Costa Brava en 4 días: de Cap de Creus a Empúries


Empezamos nuestra ruta por la Costa Brava saliendo desde Barcelona tempranito ya que tenemos unos 150km hasta llegar a nuestro primer destino...

Monasterio de Sant Pere de Rodes
Cuando preparaba la escapada, me puse en contacto por correo electrónico con el monasterio para saber si era necesario hacer reserva con antelación para la visita guiada, a no ser que seáis un grupo no hace falta. Al llegar aparcamos sin problema en una zona gratuita y seguimos andando unos minutos por un camino peatonal hasta llegar al monasterio. Compramos las entradas para la próxima visita guiada que es a las 12h, genial ya que solo tendremos que esperar 10 minutos. La entrada cuesta 4'5€ y la visita tiene una duración de una hora. Aquí os dejo la web (clicka aquí) por si queréis ampliar información.


Estamos en un antiguo monasterio benedictino situado en la montaña de Verdera desde donde hay unas preciosas vistas con el mar de fondo. Empezamos la visita y la guía nos explica la historia de este lugar y también, nos cuenta una curiosa leyenda sobre sus orígenes: el papa de Roma ordenó salvar la reliquia de la cabeza de San Pedro ante el peligro de ser profanada. Unos monjes se llevaron la relíquia por mar hasta que llegaron a la costa del Cap de Creus y decidieron esconderla en la montaña Verdera junto a una fuente. Pasó el tiempo y ya fuera de peligro, los monjes volvieron a por la reliquia pero no la encontraron y por miedo a volver sin ella, se quedaron allí empezando a construir lo que llegó a ser el monasterio. Según cuenta la leyenda, en alguna ocasión se ha aparecido a alguien la cabeza de San Pedro al ir a beber a la Fuente de los Monjes que se encuentra junto a monasterio y después de la visita iremos a verla  ;-)


Vemos la zona de la bodega con los techos de piedra abovedados y hay una parte donde se ve como aprovecharon la roca de la montaña para construir el lugar. Aquí la guía nos habla sobre la importancia de la viña y el vino en Cap de Creus a partir del siglo XVII, de ahí que en el exterior del monasterio aun se distingan los bancales de cultivo en la montaña.


Visitamos la Iglesia y nos llama la atención su altura y el original sistema de pilares con dobles columnas que no habíamos visto nunca antes (fijaros en la foto de abajo en las columnas del fondo se distingue muy bien). Vemos lo bien que se conservan los capiteles labrados aunque los de la derecha se ven más deteriorados ya que en este lado hay una ventana que los deja más desprotegidos que la parte izquierda sin ventana para proteger del fuerte viento de tramuntana.


Bajamos a la Cripta que era donde se guardaban las reliquias y aquí podemos ver el único resto que se conserva de la anterior iglesia que había. Pasamos a la zona del Claustro donde nos fijamos en las 4 columnas con sus capiteles originales ya que el resto estan restaurados y sin labrar.


Aquí termina la visita guiada y ahora por nuestra cuenta vamos a ver la Torre campanario que actualmente está hueca pero ver su interior desde abajo es una bonita imagen para fotografiar. Vemos también en la parte de arriba del claustro donde se encontraban las habitaciones de los monjes y hasta se distingue donde tenían la chimenea colocada.

Campanario del monasterio

La visita guiada al monasterio ha sido muy interesante, os aconsejo hacerla mejor que ir por vuestra cuenta ya que la guía da mucha información interesante y hace que te fijes en detalles que si vas solo pasarían desapercibidos. Una vez fuera del monasterio nos acercamos a la Font dels monjos (Fuente de los Monjes) de la leyenda que nos explicó la guía, a nosotros no se nos apareció la reliquia de la cabeza de San Pedro, jejeje


El Conjunto monumental de Sant Pere de Rodes está formado a parte de por el Monasterio, por el Castillo de Verdera al que se puede acceder caminando desde aquí y que se ve en lo alto de la montaña y por las ruinas del poblado de Santa Creu de Rodes, un pueblo que acabó siendo abandonado debido a las guerras, epidemias y saqueos. Nos acercamos a verlo ya que está junto a donde hemos dejado el coche. Nos encontramos con la iglesia de Santa Creu o Santa Elena bastante bien conservada en comparación con el resto de edificios del poblado. También se distinguen los portales de entrada al pueblo que estaba rodeado por un muro.

Santa Creu de Rodes

Aquí encontramos un lugar ideal para comer nuestro bocadillo, un banco de piedra con unas vistas maravillosas de la costa y del pueblo pesquero Port de la Selva donde iremos después. Que vistas, no se puede pedir más!!!

Vistas de Port de la Selva

Port de la Selva
Empezamos el descenso por carretera para visitar este pueblo pesquero que se encuentra a unos 8km del monasterio. Aparcamos en la zona del puerto gratis y empezamos a pasear. Frente al mar vemos las casas en su mayoría blancas entre las que sobresale la iglesia Santa Maria de les Neus. El pueblo está muy tranquilo, es por la tarde y con el buen día que hace apetece mucho caminar por aquí.


Vamos andando a lo largo del puerto pesquero con muchas barcas de madera, barcos de recreo y nos fijamos en una pila de nansas que son un tipo de red-cesta de forma cilíndrica o en triangulo que se usa sobretodo para la pesca de marisco.


Al terminar la zona del puerto nos encontramos con un camino de piedra paralelo al mar y vamos por él a ver donde nos lleva. Nos fijamos en las curiosas formas de algunas rocas que nos vamos encontrando, son preciosas haciendo como pliegues. En una parte del camino hay que pasar sobre unas piedras entre el agua, el resto no tiene problema. Llegamos a una pequeña explanada con un mirador al que se accede por una escalera y que está hecho en la misma roca.


De aquí volvemos a coger el coche para ir a Roses que es donde tenemos reservado el hotel para pasar todas las noches durante la escapada...

Roses
Tenemos unos 18km hasta llegar a esta población que ya conocíamos de antes pero que nos iba bien como lugar base desde donde movernos para hacer excursiones. Pasaremos 3 noches en el Hotel Prestige Goya Park en donde se encuentra fácil aparcamiento gratuito en la calle y la pega es que no tiene wifi gratis en la habitación, solo en las zonas comunes. Por cierto, el hotel está lleno de franceses, parece que hemos cruzado la frontera!.


Dejamos las cosas en la habitación y nos vamos a dar una vuelta por Roses. Que tranquilidad ir por el paseo marítimo, en verano esto está a tope de turistas y ahora que aún hace buen tiempo es el mejor momento para venir sin agobios. Pasamos por la Plaça de Catalunya donde nos llama la atención el edificio sede del Ayuntamiento que es una casa modernista con una puerta de entrada muy bonita, es la Casa Mallol de 1906. Seguimos el paseo por el centro histórico con calles comerciales llenas de tiendas de ropa, recuerdos,... y vemos la Iglesia de Santa Maria de Roses.


Aprovechamos que está atardeciendo para sentarnos en un banco a contemplar como el sol se va escondiendo... un buen final para este primer día por la Costa Brava.


Aprovechando que hay muchos restaurantes por la zona cenamos unas pizzas y calamares antes de irnos ya para el hotel. Mañana nos espera un dia muy interesante ya que conoceremos la casa del genio Salvador Dalí, haremos una caminata por el Parque Natural del Cap de Creus y visitaremos el bonito pueblo de Cadaqués, el día promete!



Sigue leyendo aquí el día 2 (1): Port Lligat - Casa Museo de Dalí.